Consejos sobre cómo empezar a usar SEO

Varias empresas de tamaño pequeño y mediano contactan con empresas y/o agencias de marketing online a menudo para consultas sobre SEO, buscando empezar a trabajar en sus Webs para posicionarlas en los buscadores y esta es la pregunta que normalmente escuchamos. Damos por hecho que ya tienes el nombre de dominio y la página construida o en vías de construir, porque encontrar un buen nombre de dominio sería un tema aparte que trataremos en un post otro día.

Como consejo os dejo algunos de los pasos más importantes que podéis hacer vosotros mismos antes de contratar ayuda más especializada de una empresa SEO para gestionar vuestra campaña de posicionamiento en motores de búsqueda:

1. Busca las palabras clave adecuadas

El primer paso y más importante es determinar cuáles son las palabras clave más importantes para tu web que te interesan que aparezcan en los motores de búsqueda. Conoces tu negocio mejor que nadie y tu target o público objetivo, así que debes hacer una lista de las 10 palabras-términos o frases (keywords) que crees que tus clientes potenciales buscan frecuentemente en los buscadores para encontrar los productos o servicios que pretendes contratar.

2. Establece el título de tu página web

Después de haber decidido las palabras clave, el siguiente paso es establecer de manera apropiada el título de tu página web. Es lo primero que cualquier motor de búsqueda va a leer y asumir como un factor para clasificar tu web. El título de tu página web debe contener la palabra clave principal. Todas las demás páginas de tu web deben un título relacionado con el contenido de la página correspondiente. Por ejemplo, el título de la página de registro debe ser “Registro”. Ten en cuenta que no se trata de posicionar el registro en la página, la idea es llamar a las cosas por su nombre.

3. Configura palabras clave y las descripciones (meta keywords)

Aunque Google ha llegado a decir que ya no leen las etiquetas o metas todavía aconsejan poner palabras clave  y una descripción en las etiquetas de cabecera. Muchos otros motores de búsqueda aún si las leen y Google no va a dar calificaciones negativas por ello.

4. Contenido único para tus páginas

La página principal de tu web y a ser posible también el resto, debe de tener un contenido único que describa tu negocio, no caigas en la tentación de copiar contenido de otras páginas porque es penalizado por los buscadores. Este texto introductorio debe tener las keywords que se encuentran en el título de la página. Los expertos dicen que debes usar la palabra clave principal 2-3 veces en cada 200 palabras, pero tampoco te obsesiones con esto. Lo importante es que lo que escribas lo entienda la gente y si lo haces con sentido común de forma natural estarás escribiendo lo términos de las que hablamos.

5. Blog para tu empresa

A Google le gustan los blog de igual manera que al resto de motores de búsqueda. Tener un blog es algo que siempre debemos tener en mente. Para ello deberás escribir 1-2 artículos o post cada semana relacionados con tu negocio o sector. Los artículos pueden ser sobre noticias de la industria, una actualización de tu web, una nueva contratación de tu empresa – todo lo relacionado de algún modo u otro con tu negocio.

Es recomendable el uso de WordPress, ya que es gratuito, es fácil de configurar y tiene varios plugins de SEO que ayudan a optimizar tu blog para los buscadores.

6. Instala Google Analytics

Necesitas controlar el tráfico que tiene tu web. Para ello hay muchos software de análisis que te mostrarán cuántos visitantes llegan a diario a tu web, de donde vienen y las palabras clave que buscan en los motores de búsqueda desde las cuales encuentran tu web. Estas son las métricas más importantes. Analytics es una buena opción y gratuita. SI además haces campañas de enlaces patrocinados SEM en Adwords de Google podrá hacer un seguimiento de las conversiones.

7. Revisa periódicamente las posiciones de tu página web

Acabas de iniciar tu campaña y no puedes estar en el top 100 de Google, pero tarde o temprano, si haces las cosas correctas en el momento adecuado,  te encontrarás cerca de los 10 primeros, en ese grupo de élite en las palabras clave específicas. NO te obsesiones tampoco con este punto, lleva su tiempo escalar posiciones en los buscadores.

Nosotros, dentro de los servicios SEO de Make Marketing ofrecemos este servicio de forma gratuita. Nos puedes preguntar sobre la posición de tus palabras clave y observaremos periódicamente tu posicionamiento en Google, Yahoo o Bing. Esto te ayudará a realizar el seguimiento del trabajo realizado SEO si has decidido hacerlo por ti mismo.

8. Crea y gestiona perfiles de tu empresa en las redes sociales: Twitter, Facebook, Digg, Delicious

Estas son algunas de los medios sociales de moda hoy en día. Configura tu perfil en estos sitios web y piensa en tu estrategia de comunicación online. Puedes ver más información en esta web donde incluso puedes crear una red social propia.

9. Directorio Local de empresas Google

Si es posible, da de alta tu empresa en el directorio local de empresas de Google, es gratuito, y pon tu dirección y número de teléfono en la página de inicio y contacto.

Vía: Marketaria

20 consejos de usabilidad esenciales para proyectos web

Todos sabemos qué es la usabilidad, pero es increíble la cantidad de gente que, por entregar “ya”, la ignora de frente. Es culpa de los clientes en ocasiones, pero la no-usabilidad es una falta clara de profesionalismo. Y no sólo eso, agregar un par de arreglos estúpidos, pero que ignoramos por error o por afán, hace una gran diferencia en las visitas a nuestros sitios web. Si además te dedicas a Internet como un negocio, seguir por lo menos la mitad de esta lista te asegurará, más que un éxito inicial, una comunidad.

Dolorosamente obvios

Estos son los consejos que pueden parecer idiotas, pero seguro los ignoramos en uno u otro proyecto. Es importante ser consciente de ellos.

Navegación visible todo el tiempo

Crea una unidad de diseño en navegación y mantenla todo el tiempo. Si tu header tiene una botonera horizontal, asegúrate que se vea en todas partes. Cualquier persona debe ser capaz de navegar desde cualquier parte a cualquier parte de tu sitio. Si no, lo más seguro es que lleves a tu usuario a creer que ha cambiado de página.

Navegación invisible

La navegación invisible es otro problema, originalmente generado por los flashers, pero llevado al mundo de CSS y AJAX. Tienes toda la navegación de tu web escondida bajo iconos y sólo sabes qué hace un botón cuando pasas el mouse por encima. Tu botonera no es la barra de herramientas de Word. Poner una descripción contextual y clara de la función de cada botón es clave. Un usuario debe poder tomar una decisión antes de mover el mouse a un elemento de la interfaz.

Intros en Flash

De esto se ha hablado mil veces en Cristalab y afortunadamente ya están muriendo. Pero por si quedan dudas. Los usuarios en Internet tienen la capacidad de concentración de una gallina. No hagan que se distraigan.

No interrumpas el flujo de trabajo del usuario

Popups de Javascript, sonido de fondo, desactivar el click derecho. Toda esa mierda espanta a los usuarios y hace que recuerden un odio especial en contra de tu creación. Es simple, no lo hagas. Intenta ser tan amable y bueno con tu usuario, así te duela a ti. A él jamás le debe doler.

Crea links semanticamente descriptivos

No te atrevas a crear un enlace con “click aquí”. Eso no le dice NADA al usuario antes de dar click. Es una mala practica para posicionarte en Google y en general va en contra de toda la filosofía de la web. Simplemente no lo hagas.

Toques profesionales

Implementar ciertos arreglos de usabilidad, simples en su concepción, pueden mejorar mucho la calidad de tu trabajo final y el profesionalismo que reflejas.

Has prototipos

Puede que suene como una de las “dolorosamente obvias”, pero hacer prototipos en papel o en programas como Balsamiq Mockups realmente cambia la forma en la que ves las interfaces de tus futuros proyectos. Podrás identificar rápidamente las buenas ideas, las cosas terribles y aquello que puedes mejorar.

Esconde lo que el usuario no necesita saber

El iPod no debe su éxito a sus impactantes características técnicas, sino a lo mucho que no le dice a sus usuarios. El hecho que seas un geek que quiera saber la cantidad de milisegundos en la que cargan tus paginas no implica que eso le sirva de nada al usuario. Pueden haber secciones, enlaces, botones e información completamente irrelevante para tus usuarios. Protegelos de eso. Aprende a “podar” tu arquitectura de contenido y borrar lo que no sirva.

Usa lo que creas

Es increíble la cantidad de gente que crea cosas para otros y jamás las usa. Si no usas lo que creas, jamás crearás un producto para ser usado. Obligate a usar realmente las cosas que creas y verás un cambio en lo que haces.

Escucha tus estadísticas

Google Analytics es un software genial. Te permite, usando pageTracker._setVar, colocar variables de tu creación en las estadísticas. Así puedes ver cosas como las temáticas más visitadas, usuarios registrados vs. invitados, entre muchas otras que serían imposibles con las estadísticas tradicionales. Además tiene el Bounce Rate, un valor que indica el porcentaje de visitas que se van sin dar clicks a nada. A menor porcentaje, tienes un mejor y más envolvente interfaz.

Crea formularios decentes

Aunque tu cliente lo crea, tu no necesitas el cumpleaños de tus usuarios. Hay una gran cantidad de datos que realmente no necesitas al registrar un usuario. Lo mismo pasa con los forms de enviar comentarios en los blogs. A eso sumale los CAPTCHA inentendibles que es mejor desechar. Usa otras técnicas para frenar el spam, como las preguntas matemáticas, las técnicas bayesianasakismet, javascript o acusalos con su mamá.

Consejos innovadores

No tienes que crear un nuevo elemento de interfaz para mejorar un producto. No tienes que ser Apple para innovar (aunque ayuda).

Autocompletado en los campos de texto

Google y Amazon ya lo implementaron. Un sistema sencillo de autocompletado de acuerdo a las consultas más frecuentes en el campo que uses puede mejorar radicalmente la experiencia de tus usuarios. Lo mejor es que es MUY fácil de implementar. Con jQuery UI sólo tienes que hacer esto. En jQuery:

Código :

$("#autocomplete").autocomplete({ 
    data: ["aero", "airplane", "book", "movie", "music", "sports", "skating", "swim"] 
});

Y en HTML:

Código :

<input id="autocomplete" type="text" />

Y ya está. En serio.

Motores de recomendación

Para WordPress hay millones de plugins, o si el heroísmo corre por tus venas, puedes programarlo. Los motores de recomendación de productos, de artículos relacionados o lo que sea que enlace el contenido de lo que estás viendo con otros similares capturan a tus usuarios con gran efectividad. ¿O no sientes la necesidad de comprar eso que Amazon te recomendó?

Asesina todos los clicks que puedas

La web de las descargas de Apple tiene un componente Accordion con las descargas por categorías, al cual no necesitas dar click para cambiar de panel. Amazon tiene implementada la peligrosa función “Compra con un click” para eliminar todos los pasos innecesarios y dolorosos del e-commerce. A más clicks hagas desaparecer, mejor será la experiencia y fidelidad de tus usuarios.

Usa AJAX inteligentemente

AJAX es una tecnología que ha sido abusivamente violada por incontables “iniciados” del diseño web. Sin embargo, usarla en los casos correctos puede crear una diferencia. Youtube la usa para cargar las páginas de comentarios y enviarlos sin necesidad de cambiar de URL, así puedes mantenerte escuchando el video mientras lees los comentarios.

Has experimentos de usabilidad

Lo mejor de la web, comparado con otros mercados, es que hacer experimentos es gratis. Prueba, con estadisticas claras, distintas interfaces y arreglos posibles. Mira cual te genera más visitas, cual baja más el bounce rate, cual hace que más usuarios se registren. Los experimentos son la razón por la que Halo 3 es uno de los juegos más vendidos de la historia. No es porque sea el juego más innovador o con mejor historia, es porque es increíblemente usable.

Imagina interfaces nuevas alrededor del contenido existente

Gmail no sólo nos cambió la vida trayendo los correos de gigabytes y el AJAX que hace que no tarde en cargar tu correo. También introdujo un concepto muy obvio, pero que nadie había intentado antes: Conversaciones anidadas.

El hecho de crear una nueva interfaz para el correo electrónico cambió sin duda la forma en la que usamos nuestro email. No crearon una nueva interfaz, no insertaron multitouch o una ruedita al correo. Simplemente lo organizaron en un hilo como un foro.

¿Quieres compartir algún consejo tuyo?

La usabilidad en nuestros proyectos también la crea la experiencia en el medio. Si tienes más consejos o preguntar acerca de estos, déjanos tu comentario. Los que digan que no son 20, serán recibidos con una amable carta de agradecimiento a tu casa y dos puntos láser de snipers.

Cómo corregir el porcentaje de rebote de la web o blog en Google Analytics

Uno de los indicadores que se tienen en cuenta en la analítica web es el llamado “Porcentaje de Rebote” o “Bounce Rate” que es el % de visitas que llegan a tu web y se van sin visitar más páginas, por lo que un alto valor del porcentaje de rebote en principio indica baja calidad de visitas ya que hay mucha gente que entra y se va, pero esto no es siempre real ya que el modo que tiene Google de calcular este valor lo distorsiona en algunos casos.

Hace tiempo leyendo un post de Juan Carlos Mejía conocí algunas situaciones donde Google Analytics incrementa la tasa de rebote y cómo solucionarlo, y por ejemplo esto sucede cuando una persona que entra en un blog lee el post durante 5 o 10 minutos y sale, en este caso Google lo interpreta como rebote pero realmente es una visita de calidad, por lo que este supuesto al darse habitualmente en un blog incrementa sin ser real la tasa de rebote.

Hice la prueba en mi blog y el resultado fue un descenso de la tasa de rebote de más del 60% siendo el dato actual del 15,14% tal y como muestro a continuación:

Cómo corregir el error de la tasa de rebote en Google Analytics

Para corregirlo debemos insertar una línea en el código que instalamos de Google Analytics en nuestra web o blog, que lo que hace es decirle a Google Analytics que todas las visitas con una permanencia superior a 20 segundos no las considere como rebote, y concretamente la línea a añadir es la siguiente:

setTimeout(‘_gaq.push([\’_trackEvent\’, \’NoBounce\’, \’Over 20 seconds\’])’,20000);

Debes buscar dónde tienes el código de Analytics, si usas wordpress probablemente lo insertaste con algún plugin y sea fácilmente localizable, de tal manera que al añadir esta línea debe quedar similar a como muestro a continuación:

¿Crees que esta solución ayuda a ofrecer un porcentaje de rebote más real para nuestros blogs?

Fuente: Google Analytics, @juancmejiallano, @JuanMerodio y @VictorMartin

6 pasos a realizar para medir nuestra influencia en redes sociales

medir influencia en redes socialesLa medición de influencia en las redes sociales se está convirtiendo en un tema de satisfacción narcisista. Últimamente en todas partes se habla sobre la obsesión de los usuarios por consultar continuamente rankings como Facebook Grader, Tweet Grader, Twitalyzer, Tweet Level, etc. Las críticas vertidas sobre el principal medidor de egos, Klout, han llevado a sus desarrolladores a modificar el algoritmo que determina qué usuarios son realmente influyentes en su comunidad.

Vanidades aparte, lo cierto es que para una empresa es fundamental medir el nivel de influencia en las redes sociales y el engagement con sus usuarios. Si bien las herramientas disponibles en la red no logran detectar la empatía de nuestra comunidad, hemos de tener en cuenta que éstas son solamente una parte más del proceso para medir la autoridad, pero saber cómo estamos posicionados comprende muchos más aspectos que el uso de una u otra aplicación.

¿Cómo medir nuestra influencia en redes sociales?

1. Los objetivos del negocio están por encima de los del Social Media
Esta frase hará temblar a muchos lectores, pero en este caso es así. No estamos hablando de realizar una estrategia de comunicación 2.0 sino de medir resultados; todo plan tiene su meta, nadie invierte en un equipo de profesionales para llevar a cabo una acción u otra si ésta no busca una finalidad, y la de una empresa es obtener beneficios.

Antes de seleccionar los procedimientos y las herramientas para calcular nuestra influencia en Social Media, determinaremos exactamente qué esperamos recibir de ellas… ¿Quieres dar a conocer una marca? Te interesa conseguir un gran número de followers, fans, menciones, RT, FF, etc ¿Necesitas un feedback para obtener un estudio de mercado? Te has de centrar en el número de comentarios en Facebook, las respuestas en Twitter, los hashtags que tengan alguna relación directa o indirecta con tu actividad, etc.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo hacer un borrador, pero las opciones son muy variadas y además tu PYME puede tener muchas metas, es importante tenerlas todas en cuenta.

2. Toma como referencia a otras empresas del sector
A veces es complicado idear unos objetivos sin tener una clara referencia de lo que queremos conseguir. Una buena forma de medir nuestra influencia en redes sociales es tomar como partida los datos de otras PYMES de la competencia.

Si no tenemos claro qué datos hemos de tomar como referencia empecemos por los siguientes:

  • Número de fans en Facebook
  • Interacción diaria de los fans de Facebook (cifra aproximada de intervenciones)
  • Número de “me gusta”
  • Número de posts publicados en Facebook
  • Número de followers en Twitter
  • Número de menciones
  • Número de #FF
  • Número de tweets diarios
  • Número de posts semanales en el blog
  • Número de comentarios de usuarios en el blog
  • Número de visitas únicas al blog
  • Tiempo de permanencia
  • Páginas vistas por visita

Cómo ejemplo estos puntos son más que suficientes, muchos de ellos son aplicables al uso de otras redes sociales como Google+, Linkedin, Tuenti, etc.

Cuándo hayamos establecido unos números base que nos sirvan de guía marcaremos los objetivos a seguir. Es importante mantener la cabeza sobre los hombros y pensar que los milagros no existen, fijaremos pequeñas metas en el tiempo para ir aproximándonos lo más que podamos a la marca que hemos escogido como patrón, es una tarea que lleva mucho tiempo y esfuerzo.

3. Planificación y target concreto
Si no establecemos una fecha límite para medir resultados y no sabemos a qué público dirigirnos los esfuerzos serán improductivos, ¿qué influencia podemos medir en las redes sociales? El sacrificio no habrá servido para nada.

Plántate delante del calendario y traza una línea de tiempo con objetivos a conseguir. Comienza por lo más sencillo y vete agregando tareas en los siguientes días; deberás dedicar un día a la semana a calibrar cómo se está desarrollando la campaña y valorar si es necesario modificar la estrategia.

4. Es el momento de definir las herramientas
Ya tenemos una planificación, unos objetivos y sabemos a qué target nos hemos de dirigir, así que ahora ya estamos preparados para eligir las aplicaciones con las que funcionaremos.

Hacer una amplia selección de ellas puede ser contraproducente porque conseguirá que perdamos el tiempo y nos confundirá con otros datos. Seamos consecuentes con los puntos anteriores y sentémonos a valorar una por una y qué datos puede proporcionarnos para hacer bien nuestro trabajo.

Generalmente, y a modo de recomendación, en Facebook funciona estupendamente Facebook Insights, para un blog la herramienta más completa es Google Analytics y Social Bro funciona eficazmente para Twitter. Bit.ly también es muy útil en Twitter no sólo para acortar enlaces, sino para saber cuáles son los links que enlazamos con más clicks. Poco a poco surgen nuevas aplicaciones para Google+ y está a punto de llegar la nueva red social de Microsoft, pero sólo queremos hacer mención a las plataformas utilizadas mayoritariamente por las empresas en España.

5. Calcular la influencia en Social Media también requiere hacer pruebas fuera de campaña
Durante el tiempo que estemos haciendo la medición no estaremos continuamente dentro de campaña, ese será el momento idóneo para experimentar con propuestas, contenidos, etc. y medir cómo evoluciona el número de fans, la participación, los comentarios negativos, los positivos…

No hemos de tener miedo a probar cosas nuevas. Trabajar en Social Media casi siempre es un método ensayo-error, si queremos quedar estancados no arriesgaremos, pero si deseamos evolucionar hay que se atrevido y presentar propuestas nuevas y originales, aunque muchas veces puedan generar rechazo.

6. Combinar y medir reiteradamente es la clave del éxito
Para no perder seguidores nunca haremos cambios agresivos. Compaginaremos lo que ya funciona con la introducción de nuevas ideas y observaremos cómo responde la comunidad, una vez más llevaremos a cabo un cálculo de influencia en Social Media.

Esta acción debe ser la normal para gestionar una imagen de marca, sólo es recomendable mantenerse y no innovar cuando estamos inmersos de lleno en una campaña.

—————————

Todos estos pasos deberían proporcionarnos las claves para saber si somos influyentes o no. Si tenemos 10.000 seguidores pero interactúan 4 con nosotros, está claro que no lo estamos haciendo bien; sin embargo, si tenemos 100 y participan 10, ¡nuestro trabajo funciona! Es cuestión de sentido común.

Lo mismo sucede con el número de posts visitados, el tiempo de permanencia, las páginas vistas por visita, etc. Estos son los datos que nos deben importar para hacer una buena valoración. Consultar rankings, como hemos dicho al principio, puede servir para alimentar nuestro ego personal y hacer un juego de competición, pero en ningún caso es significativo del engagement en nuestra comunidad.

 ————————————–

Fuente:  @parkerformacion